SU PROTAGONISMO EN LAS INVASIONES INGLESAS

Martín Güemes prestó servicios en Buenos Aires en dos oportunidades. La primera entre 1805 y 1808, la segunda entre 1812 y 1814. En la primera etapa tuvo una importante actuación al participar en la reconquista y defensa de Buenos Aires contra las pretensiones inglesas, en ambas márgenes del Río de la Plata.

Cuando la capital del Virreinato del Río de la Plata fue invadida en 1806, el Virrey Rafael de Sobremonte se trasladó a Córdoba, declarándola capital interina del Virreinato. A ésa ciudad también se dirigió Güemes, en cumplimiento de una orden.

En ausencia del Virrey, los criollos comenzaron a organizarse para reconquistar Buenos Aires, encabezados por personas como el acaudalado comerciante y estanciero Juan Martín de Pueyrredon.

Sobremonte quiso concentrar las tropas que él traía desde Córdoba y las de la Banda Oriental, para que conjuntamente ingresaran en Buenos Aires. Había iniciado el avance cuando en la Posta de “La Candelaria” se enteró que Liniers había llegado desde Colonia (hoy Uruguay) con tropas para el ataque. Entonces mandó a Martín Miguel de Güemes a informarle que debía esperar su arribo.

El salteño llegó en la tarde del 12 de Agosto después de galopar 36 horas y recorrer en dos jornadas 79 leguas (395 Km) entre La Candelaria y Buenos Aires pero la reconquista ya había comenzado.

Una embarcación al servicio de los ingleses, el “Justina”, permanecía en la zona costera desde donde atacaba la ciudad. Sus disparos impedían los movimientos de los habitantes en la ribera y en las calles expuestas a su fuego.

Desde el Retiro, un cañonazo le había dañado el mástil.

El Justina poseía veintiséis cañones, estaba tripulado por oficiales y cien marineros, de la escuadra de Pophan, además de la propia dotación.

Martín Güemes se presentó ante Liniers a entregarle la orden del Virrey. Liniers había advertido que el buque estaba varado por lo que luego de recibir a Güemes lo envió en busca de Pueyrredón a quien debía transmitir la orden de avanzar con la caballería por la playa y aproximarse al “Justina”. Pueyrredón ordenó a Güemes encabezar la operación militar, lo que el heroico salteño concretó junto a unos cincuenta jinetes. El lugar aproximado del abordaje fue el espacio verde (terrenos ganados al Río de la Plata) donde se encuentra la Torre Monumental, más conocida como “De los Ingleses”, en la zona de Retiro.

Al parecer el viento reinante y la bajante de las aguas provocaron la varadura del “Justina” que fue abordado y sus tripulantes hechos prisioneros, además de tomar la Bandera que ondeaba en su mástil, conocida como “Del Retiro”.  El emblema fue ofrendado en gratitud por Liniers a la Virgen del Rosario, en cuyo camarín se la puede apreciar (Iglesia de Santo Domingo en Buenos Aires, en la que reposan los restos del Gral. Belgrano)

Más información sobre la Carrera Militar del Prócer, Boletines Güemesianos Nºs 109 y 110